¿Te gustaría cambiar tus ventanas de aluminio por otras completamente nuevas? Si vives en una casa antigua con cerramientos sin aislamiento térmico, si tus ventanas están dañadas o si observas que tu gasto en calefacción y aire acondicionado ha aumentado más de la cuenta, tal vez sea el momento más adecuado para plantearse la sustitución de tus ventanas antiguas por otras nuevas. Gracias a estas pequeñas reformas en el hogar, lograremos que mejore el confort disminuyendo el gasto energético, favoreciendo un mejor aprovechamiento de los recursos. 

Antes de proceder a la sustitución de las ventas es importante escoger una buena carpintería y cristales aislantes, que tengan sellos certificados para garantizar su eficacia. Asegúrate de ponerte en contacto con instaladores cualificados que sean capaces de realizar el trabajo con todas las garantías posibles. 

El profesional te recomendará la mejor solución para mejorar la eficiencia energética de tu hogar gracias al cambio de las ventanas. Si el marco se encuentra en buen estado, podremos optar por el cambio de cristal únicamente. Depende del estado del marco, será recomendable cambiar toda la carpintería al completo.

Escoger el marco y los cristales de las ventanas 

Antes de acometer la obra, se debe decidir junto al instalador qué tipo de marco y cristales van a instalarse

Las ventanas de aluminio son una de las mejores opciones a la hora de cambiar las ventanas. El aluminio ofrece una mejora significativa en el confort térmico del hogar gracias a sus múltiples propiedades, además de proporcionar un aislamiento acústico en las estancias del inmueble donde sean instaladas. 

Las ventanas de aluminio con RPT (rotura de puente térmico) son especialmente recomendadas para mejorar la eficiencia energética de las viviendas. La rotura de puente térmico consiste en diversos separadores de plástico que se colocan dentro del marco de aluminio, y sirven para romper la unión metálica entre la zona exterior e interior de la carpintería, evitando los conocidos como puntos fríos que hacen que se pierda el calor del hogar. 

También existen otros tipos de marcos muy empleados en la instalación de ventanas como los marcos de PVC y madera, siendo el aluminio y el PVC los materiales estrella para la elaboración de los marcos por sus múltiples propiedades y la mejora de la eficiencia energética que proporcionan para cualquier inmueble. 

Una vez escogido el marco a instalar, procederemos a valorar el cristal más adecuado para instalar. En la actualidad se instalan ventanas con vidrios que mejoren el aislamiento de la vivienda, tanto térmico como acústico. 

Si deseas cambiar los cristales de tus ventanas de aluminio para mejorar su eficiencia energética, en caso de que estén formados por una única hoja de vidrio, se puede mejorar su aislamiento uniendo varias hojas con la ayuda de un butiral, un adhesivo transparente que se coloca entre dos hojas de vidrio. Otra opción ante estos vidrios simples es sustituirlos por vidrios con cámaras de aire o vidrios con tratamientos superficiales bajo emisivos

En general, la carpintería metálica con doble acristalamiento es una de las opciones más recomendadas cuando el fin que se busca es mejorar la eficiencia energética del hogar. El acristalamiento de varias hojas, también conocido como vidrio de cámara, está formado por dos o más láminas de vidrios simples, separados entre sí por una cámara intermedia estanca de aire o gas. Al aprovechar la baja conductividad térmica del aire, se limita el intercambio de calor por convección y conducción, logrando así un alto grado de aislamiento térmico y también acústico. 

Para mejorar aún más el aislamiento, podemos recurrir a distintos tipos de vidrios conocidos como bajo emisivos y de control solar. El vidrio bajo emisivo es un vidrio al cual se le ha aplicado un tratamiento especial (una capa de óxido metálico) que proporciona al vidrio una mayor capacidad de aislamiento térmico. Por otro lado, el vidrio de control solar es empleado para eliminar los reflejos de la luz directa del sol que entra a través del cristal. Este vidrio deja pasar la claridad del sol, pero no su calor, haciendo que mejore el aislamiento térmico de la vivienda.

Consejos para cambiar las ventanas de tu hogar 

A la hora de replantearnos la renovación de las ventanas para mejorar el confort térmico del hogar, podemos recurrir a las ayudas que ofrezcan desde el ayuntamiento y la Comunidad Autónoma donde se resida para solicitar ayudas y subvenciones para las mejoras de eficiencia energética de los inmuebles. Con estas ayudas se fomenta que los usuarios puedan optimizar los recursos energéticos empleados en su hogar y reducir considerablemente la factura final. 

El instalador al que recurra para realizar el cambio de sus ventanas le recomendará la opción más favorable para usted dentro del catálogo de posibilidad existentes en cuanto a ventanas. La opción de vidrios de doble acristalamiento y bajo emisivos es la mejor para poder optimizar al máximo la eficiencia energética de su hogar. Esto, unido a una buena carpintería de aluminio o PVC, le ayudará a mejorar el confort de su hogar. 

Solicita toda la información que te sea necesaria al instalador para poder valorar entre una y otra opción. Dependiendo de cuál sea la elegida, el precio podrá variar significativamente; sin embargo, apostando por unas ventanas de aluminio mejoradas a la larga recuperarás la inversión, puesto que la mejora en el aislamiento térmico repercutirá en un menor gasto mensual en electricidad

Si está interesado en cambiar sus ventanas de aluminio por unas nuevas y mejoradas, no dude en contactar con nuestros expertos en Construcciones Arenas Medina. Nuestros instaladores le ofrecerán todas las soluciones disponibles para sustituir sus ventanas y mejorar la eficiencia energética de su hogar. Solicite más información; estaremos encantados de ayudarle.